En la actualidad, las "tarjetas de credito" se han constituido en un elemento casi indispensable para el manejo de todo tipo de operaciones comerciales. Es casi imposible comprar un pasaje de avion, alquilar un automovil o una habitacion de hotel sin una.

El plastico, como algunos le llaman, ya no es solo un simbolo de estatus social o economico, sino en un eficaz acompanante y sustituto del tradicional "dinero en efectivo".