¿Qué es una Hipoteca Inversa?
Si es mayor de 62 años y está buscando dinero para pagar su hipoteca actual, complementar sus ingresos, o para pagar gastos médicos es posible que esté considerando la posibilidad de tomar una hipoteca inversa. La hipoteca inversa, también llamada hipoteca revertida o reversible.

Una hipoteca inversa es un tipo de préstamo, que permite a los propietarios mayores pedir prestado contra el valor neto (capital) de sus viviendas.

Se llama una hipoteca “inversa” porque, en vez de hacer los pagos al prestamista, usted recibe dinero del prestamista. El dinero que usted recibe y el interés del préstamo “inversa,” aumentan el saldo de su préstamo todos los meses. Con el tiempo, crece la cantidad del préstamo. Como el capital es el valor de su vivienda menos cualquier préstamo, usted se queda cada vez con menos capital en su vivienda a medida que aumenta el saldo del préstamo, lo que podría convertirse en un problema si alguna vez quiere mudarse.

A la mayoría de las hipotecas inversas se las conoce como Hipotecas de Conversión sobre el Valor de la Vivienda. La Administración Federal de Vivienda, que forma parte del Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano, asegura las HECM.

El tipo más común de hipotecas inversas.

Para reunir los requisitos para una HECM:

  • Usted debe tener al menos 62 años de edad.
  • Su vivienda debe ser su residencia principal.
  • Usted debe ser el propietario de la vivienda en su totalidad, o la hipoteca puede tener un saldo bajo que podría ser pagado al momento del cierre con el dinero que ingresaría de la hipoteca inversa. Hay límites sobre cuánto dinero puede pedir prestado. Por lo tanto, si usted todavía debe mucho dinero en su hipoteca tradicional, puede que no sea elegible para una hipoteca inversa.
  • Usted debe contar con el dinero para costear los gastos de la propiedad, que incluyen los impuestos y los seguros, así como los costos de arreglos y mantenimiento.
  • Usted también debe reunirse con un asesor aprobado por el HUD para hablar sobre su elegibilidad, las consecuencias financieras del préstamo, y sobre otras alternativas de préstamos.

Si usted o sus padres están considerando en una hipoteca inversa, primero asegúrese de tener toda la información.

Tipos de Hipotecas Inversas
Cuando esté considerando si una hipoteca inversa es la opción más adecuada para usted, también tenga en cuenta cuál de los tres tipos de hipotecas inversas podría ajustarse mejor a sus necesidades.

Las hipotecas inversas para propósito único son la opción menos costosa. Estas hipotecas son ofrecidas por algunas agencias de gobiernos estatales y locales y también por organizaciones sin fines de lucro, pero no están disponibles en todas partes. Estos préstamos solo se pueden utilizar para un único propósito especificado por el prestador. Por ejemplo, el prestador podría establecer que el préstamo solamente se puede utilizar para pagar los gastos de reparación o mejoras de una vivienda o para pagar los impuestos a la propiedad. La mayoría de los propietarios de vivienda que perciben ingresos bajos y medios pueden cumplir los requisitos para acceder a este tipo de préstamos.

Las hipotecas inversas privadas son préstamos respaldados por las mismas compañías privadas que los originan. Si usted es propietario de una casa de gran valor, puede conseguir un adelanto de préstamo más alto con una hipoteca inversa privada. Por lo tanto, si su casa tiene un valor de tasación más alto y usted tiene una hipoteca de bajo monto, podría reunir los requisitos para acceder a una mayor cantidad de fondos.

HECM es hipoteca de conversión de amortización hipotecaria (Home Equity Conversion Mortgages) son hipotecas inversas con seguro federal y están respaldadas por el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano (HUD). Los préstamos HECM pueden usarse para cualquier propósito.

OJO: Algunos vendedores tratan de presionarlo para que acelere el proceso. Frene y antes de firmar consulte con un consejero o con alguna persona de confianza. Las hipotecas inversas pueden ser complicadas, y no es algo que deba decidirse con apuro.