Refinanciamiento de Retiro de Eefectivo

¿Cómo funciona un Refinanciamiento de
Retiro de Eefectivo "cash-out refinance")

Consolidar Deudas
Puede usar un refinanciamiento de retiro de efectivo para pagar otras deudas para ahorrar dinero en intereses y reducir sus pagos mensuales totales. Las tasas hipotecarias generalmente son más bajas que las tasas de interés pagadas en tarjetas de crédito y otras deudas no garantizadas, por lo que ahorra en pagos de intereses.

Las hipotecas también se pueden pagar a plazos más largos que la mayoría de los otros tipos de deuda, hasta 30 años, por lo que puede reducir sus pagos mensuales contra el principio de la deuda, si ese es su objetivo.

Los intereses pagados por hipotecas y préstamos con garantía hipotecaria también son deducibles de impuestos, hasta ciertos límites, mientras que los intereses pagados por otras deudas generalmente no lo son. Las parejas pueden deducir los intereses pagados en hasta $100,000 obtenidos a través de un refinanciamiento de retiro de efectivo para la consolidación de deuda; para personas solteras el límite es de $50,000.

Combina dos hipotecas en una
También puede combinar una segunda hipoteca o HELOC (línea de crédito con garantía hipotecaria) en una sola hipoteca primaria a una tasa más baja. Esto es como un refinanciamiento de retiro de efectivo, pero debido a que lo está utilizando para pagar hipotecas secundarias, no está reduciendo el valor neto de la vivienda, aparte de los costos de cierre que podría acumular en el préstamo. También obtiene la conveniencia de un solo pago mensual, en lugar de dos o más.

Cancelar el seguro hipotecario
Si tiene un seguro hipotecario pagado por el prestamista, puede refinanciar una vez que alcance el 20% del capital para eliminar la prima incorporada en su tasa de interés. Lo mismo también se aplica a ciertos préstamos hipotecarios de la FHA que requieren un seguro hipotecario durante la vigencia del préstamo.

Retirar a una persona de una hipoteca
Hay momentos, generalmente después de un divorcio, cuando alguien que originalmente firmó una hipoteca ya no es responsable financieramente de ese préstamo. La única forma de sacarlos de la hipoteca es refinanciando. Esto también se puede utilizar para eliminar el nombre de un codeudor cuyo soporte ya no es necesario y desea ser liberado de responsabilidad.