¿Cuáles son los primeros pasos que debería tomar si resulto víctima del robo de identidad?  Si usted es una víctima del robo de identidad, siga los siguientes cuatro pasos tan pronto como le sea posible y conserve un registro con todos los detalles de sus conversaciones y copias de su correspondencia sobre el tema.

Coloque una alerta de fraude en sus informes crediticios y revíselos.

Las alertas de fraude pueden ayudar a prevenir que un ladrón de identidad continúe abriendo más cuentas a su nombre. Comuníquese con la línea gratuita destinada a fraudes de alguna de las tres compañías de informes de los consumidores que se listan a continuación para colocar una alerta de fraude en su informe crediticio. Para hacerlo solamente tiene que llamar a una de las tres compañías. La compañía a la que usted llame está obligada a comunicarse con las otras dos, las cuales a su vez también colocarán una alerta en los informes crediticios que mantengan a su nombre.

Equifax: 1-800-525-6285 

Experian: 1-888-EXPERIAN (1-888-397-3742)

TransUnion: 1-800-680-7289

Una vez que usted coloque la alerta de fraude en su registro, tiene derecho a solicitar copias de sus informes crediticios gratuitamente, y en caso de que lo solicite, en sus informes solamente aparecerán los cuatro últimos dígitos de su número de Seguro Social. Cuando reciba sus informes crediticios, revíselos cuidadosamente. Busque averiguaciones iniciadas por compañías con las que usted no mantiene una relación comercial, cuentas que usted no abrió y deudas inexplicables imputadas a su cuenta.

Controle que los datos tales como su número de Seguro Social, domicilio(s), nombre o iniciales y empleadores estén registrados correctamente. Si usted encuentra información fraudulenta o incorrecta, pida que la quiten de su registro. Para averiguar cómo hacerlo, consulte la sección Cómo corregir la información fraudulenta en los informes crediticios.

Continúe controlando sus informes crediticios periódicamente, especialmente durante el primer año después de la fecha en que descubra el robo de identidad para asegurarse de que no se produjo nueva actividad fraudulenta.