La policía española detuvo a 76 personas por el delito de estafa a través de internet con un monto de 2,07 millones de dólares, informaron el domingo autoridades locales.

"El Phishing" Las estafas consistían en ventas y subastas de productos que al final no eran enviados a sus compradores y en transferencias bancarias fraudulentas mediante "phishing". El "phishing" es un técnica que consiste en enviar correos electrónicos a una persona suplantando la identidad de otra, o bien haciéndose pasar por una entidad bancaria para obtener las claves de acceso a las cuentas de las personas.


La mayor operación contra el fraude en línea en España arrojó que las cantidades estafadas se situaban entre 400 y los 10.000 euros, dijo la policía en un comunicado.

Durante la investigación, los agentes intervinieron varios computadores para obtener pruebas que permitan la identificación de otros implicados y nuevas víctimas en las estafas, ya que podría haber miles de otros perjudicados en otros países, debido a tratarse de operaciones por internet.

Por ello, la policía continuará sus gestiones a través de Interpol y Europol.

La operación "Ulises," coordinada por la brigada de investigación tecnológica de la Comisaría General de la Policía Judicial, se llevó a cabo en conjunto con las jefaturas superiores de Policía de Madrid, Cataluña, Aragón, Ceuta, País Vasco, Asturias, Cantabria, Navarra, Comunidad Valenciana, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Canarias, Baleares, Galicia y Andalucía Oriental y Occidental.

La policía aconsejó a los usuarios de internet tener cuidado con las redes computacionales P2P (o de punto a punto) debido al riesgo de virus e ignorar los correos electrónicos provenientes de instituciones bancarias o gubernamentales que soliciten claves de acceso privadas. Además, señaló la conveniencia de utilizar un antivirus y mantenerlo actualizado, de comprar en comercios electrónicos que generen confianza y de denunciar en caso de ser víctimas de un "ciberdelito".