Proteger Pertenencias

Proteger sus Pertenencias en el Divorcio
Durante su etapa matrimonial, quizás lograron un gran éxito. Tienen una gran familia y en todo ese tiempo unido también ha logrado tener una empresa que deja buenas utilidades. Con todo lo trabajado ha podido asegurar su futuro familiar y parece no existe peligro.

Matrimonios fuertes por años se han derrumbado por lo que nadie puede asegurar que no le sucederá ya que cuando deciden tramitar un divorcio, es importante darse cuenta de que depende de usted defender sus intereses.

Sin importar si es un divorcio en buenos o malos términos es necesario usted este informado. Cuando inicie el trámite de divorcio debe llamar de forma inmediata a un abogado especialista para que le explique su caso y él le pueda explicar las diferentes opciones que usted tiene para afrontar ese difícil momento.

Entre más bienes tenga la pareja, se dificultará más una solución que sea consensuada por ambas partes.

Las situaciones como determinar el valor de los activos, valuar el negocio o los intereses del negocio que sean propiedad de uno o ambos cónyuges y una división equitativa de las deudas maritales.

Las leyes de propiedad incorporada que los bienes deben dividirse de manera igual entre las partes.

Usted debe verificar que el acuerdo de separación de bienes corresponda a lo que usted debe recibir en el divorcio. Por eso siempre debe contar con abogados de prestigio que no lo hagan perder el esfuerzo de una vida.

En la mayoría de divorcios donde existen muchos bienes por repartir, uno de los cónyuges trata de esconder u ocultar bienes. Para poder hacer eso, reporta menos ingreso u omite declarar alguna propiedad a otros con el fin de demostrar que tienen menos bienes de los que originalmente se creía o esa propiedad la tiene a nombre de otra persona sea esta natural o jurídica.

Esto sucede casi siempre cuando el cónyuge desconoce por completo las finanzas y eso pasa cuando no trabajan juntos, por eso su abogado tendrá la obligación de recaudar toda la información necesaria para poder demostrar los bienes reales del cónyuge.

En caso la pareja tenga un negocio en común, se recomienda continuar con su negocio para asegurar el ingreso necesario para el futuro lo que si hay que definir es como se estructurará el negocio desde ahora.

Es habitual que, si uno de los cónyuges maneja la mayoría del tiempo el negocio, ese cónyuge se quede ahí. No obstante, el cónyuge que no opera el negocio puede tener derechos a las ganancias y utilidades.