Divorcio Sin Falta

El Divorcio Sin Falta
El divorcio sin falta es que no importa la conducta de la pareja para obtener el divorcio.

Infortunadamente, la conducta y culpa de la pareja es muchas veces el enfoque de las personas que buscan el divorcio ya que cuando un divorcio inicia así, examinando la culpabilidad de la pareja, el divorcio se convierte en un litigio donde no se puede llegar a un acuerdo mutuo.

Emprendiendo un litigio así, asegura de que el divorcio le cueste mucho económicamente y emocionalmente.

En los Estados donde se conceden divorcios sin falta, la corte no busca culpabilidad ni razón para legalmente divorciar a parejas.

Ya que ninguna de las personas de la pareja va a obtener derechos en la custodia de los infantes, no van a cancelar más o recibir menos en el mantenimiento de los hijos, no van a obtener más propiedades del matrimonio, y no obtendrán más beneficios relacionados con el divorcio.