El Abuso Sexual

El Abuso Sexual
El abuso sexual es la actividad sexual entre dos o más personas sin consentimiento de alguno de ellos. El abuso sexual puede producirse entre adultos, de un adulto a un menor abuso sexual infantil o incluso entre menores.

Las denuncias sobre acoso sexual en Estados Unidos han generado una discusión sobre los comportamientos inadecuados en el ambiente laboral.

La mujer latina inmigrante, son vulnerables a ser víctimas de abuso sexual en el trabajo.

Cada empleador tiene políticas que buscan prevenir conductas inapropiadas en la oficina y que cada vez son más duras las sanciones a quien moleste sexualmente a alguien en el ambiente laboral. A pesar de esto, no ha habido grandes avances en la prevención.

La violencia laboral contra mujeres es un campo muy poco visibilizado y menos aún resuelto, por eso tenemos que reclamar que estos temas no sean ignorados por empleadores e incluso por quienes rigen las relaciones laborales en su empresa.

Los Signos posible "Abuso Sexual"

  •     Cambio de comportamentales abrupto.
  •     Herida inexplicable en los genitales / senos en mujeres.
  •     Vestimenta rota o manchada.
  •     Embarazo no deseado.
  •     Infeccion de transmisión sexual.
  •     Problema de comportamiento inexplicable.
  •     Depresión.
  •     Autoabuso o comportamiento suicida.
  •     Abuso de drogas / alcohol.
  •     Pérdida de interés en actividad sexual.
  •     Aumento espontáneo sexual.
  •     Trauma severo.
  •     Sugilación.


Abuso Sexual Infantil
El Abuso sexual a menores es la conducta en la que una niña o niño es utilizado​ como objeto sexual por parte de una persona con la que mantiene una relación asimétrica, de desigualdad y con respecto a la edad.

El abuso sexual es una experiencia traumática. La niña o niño lo vive como un atentado contra su integridad física y psicológica. Puede afectar a su desarrollo psicoemocional, así como su respuesta sexual en la vida adulta, por lo que se considera un tipo de maltrato infantil.

Los tipos específicos de abusos sexuales más frecuentes son los siguientes:

 - Sin contacto físico: exhibicionismo, masturbación delante del menor, observación del niño desnudo, narración o proyección al menor de historias con contenido erótico o pornográfico;
 - Con contacto físico: tocamientos, masturbación, contactos bucogenitales, penetración.

El tipo de conductas que se llevan más a cabo (normalmente, repetidas) son los tocamientos y la masturbación mutua; en cuanto a la penetración oral, vaginal o anal es menos frecuente.