Las Polizas de Seguro para Viviendas

Seguros - Aunque es difícil de creer, a la pregunta de ¿sabe usted qué cubre su seguro? más de la mitad de los propietarios de vivienda en Estados Unidos responde incorrectamente. Así lo reveló una encuesta reciente realizada por la Asociación Nacional de Comisionados de Seguros, en la que el 33% de los dueños de casa entrevistados dijo que sus pólizas de seguro cubren los daños materiales causados por inundaciones.

Las Polizas de Seguro para ViviendasSin embargo, las pólizas típicas en los Estados Unidos, las más usuales, no protegen a los dueños de casa contra los daños por inundaciones, terremotos, roturas de la red de distribución de agua, termitas, moho, ni varios riesgos.

Una póliza normal sólo protege de daños ocasionados por la lluvia caída desde arriba, y no contra las aguas que llegan por abajo, es decir, las inundaciones. Cuando el huracán Katrina, muchos propietarios se enteraron de manera penosa que sus pólizas de seguro no les daban protección contra inundaciones.

Por otra parte, el estudio de NAIC reveló que el 68% de los dueños de casa piensa que los automóviles, motocicletas o botes que resultan dañados en su propiedad están cubiertos, lo cual no es cierto. Y el 51% de los propietarios cree que los daños por la rotura de una red de distribución de agua que suministra el precioso líquido a su casa están cubiertos, y no es así. En cuanto a los terremotos, la más temida amenaza en California, el 35% de los propietarios está convencido de que su póliza de seguro cubre los daños que pueda causar un sismo devastador, pero en este caso a la equivocación se une un factor económico clave.

En muchos casos, los dueños de casa confunden el valor real del mercado con el costo de reposición, que son dos cosas distintas. El valor real del mercado es el dinero que se necesita para reparar o reemplazar los daños de un viviendas y su contenido luego de una evaluación, mientras que el costo de reposición es el dinero que se necesita para volver a construir la vivienda o reparar los daños con materiales de naturaleza y calidad similares, sin deducir la depreciación.

Una cosa es reparar los daños teniendo en cuenta la depreciación normal de la vivienda, y otra es construir una nueva casa igual y sin tener en cuenta la depreciación de ésta, cosa mucho más costosa.

De manera que en materia de seguros de viviendas, al parecer hay tres factores graves que nutren los riesgos de tragedia para muchos propietarios: el alto costo de la cobertura contra terremotos, inundaciones y costo de reposición, y el lenguaje poco claro de las aseguradoras, que propicia la malinterpretación de las pólizas y trae como resultado que sea muy difícil responder correctamente la pregunta que titula este trabajo periodístico.