Protección Contra las Caídas

Consejos de Protección Contra las Caídas - Las caídas son la causa principal de accidentes y muertes en lugares de trabajo. Hay caídas que ocurren desde el mismo nivel (piso, suelo) y las que ocurren de un nivel a otro (escaleras, tejado). Las caídas se producen por la acción imprudente de una persona como andar apurado, realizar varias actividades al mismo tiempo, usar equipos de manera incorrecta; o por condiciones inseguras del lugar de trabajo como mantenimiento deficiente, aberturas sin protección, mal estado de la superficie, etc.

Las caídas pueden ocasionarse por la presencia de basura, cables o áreas resbalosas a causa de agua, aceite o grasa. Preste atención a la superficie de apoyo cuando trabaje en áreas resbalosas y/o con poca iluminación; o sobre superficies irregulares de concreto, asfalto o alfombras con ondulaciones.
Mantenga siempre la vista hacia el frente. Evite cargar objetos que le obstaculicen la visibilidad en el camino. Al subir o bajar por las escaleras, hágalo lentamente y utilice los pasamanos como medida de seguridad.

Cubra o marque los derrames, depresiones y agujeros del suelo. Use elementos de protección como conos de advertencia y barreras de seguridad. Proteja las aberturas en paredes (excepto entradas o pasillos normales) y escaleras que pudieran provocar caídas. Los elementos de protección deben ser seguros y fuertes para que nadie los quite.

Seleccionar mal la escalera o usar escaleras improvisadas puede ocasionar caídas. Elija correctamente la escalera diseñada para el tipo de tarea que va a realizar. Revise que se encuentre en excelentes condiciones y que colóquela en una posición segura. Al subir, mire de frente a la escalera y mantenga sus manos desocupadas.

Prevenir las caídas es un asunto de sentido común. Sea precavido, prestando atención a la superficie por dónde camina. Camine con pasos seguros y elija el equipo apropiado.