Ana Ledo El Diario - El gobernador de Nueva York George Pataki dijo ayer que en ciertas situaciones hay que poner la compasión ante todo, después de firmar una ley que asiste a los héroes del 9/11.

Pataki firmó ayer tres leyes que permiten a los rescatistas de la tragedia del 9/11 a recibir compensación por sus lesiones; a las familias de los uniformados caídos recibir beneficios en caso de muerte; y a los trabajadores retirados por lesión, a recibir beneficios de retiro.

Con estas tres leyes, se elimina el estatuto de limitación pautado dos años después de los ataques terroristas del 2001, dos años después de que los trabajadores de la limpieza y rescate del World Trade Center hayan comenzado a sentir deficiencia de la salud.

Miembros de la Asociación de Bomberos de Nueva York, explicaron que 343 miembros del cuerpo fallecieron con los ataques terroristas, muestra de su empeño y dedicación.

Mientras que tres bomberos han fallecido hasta la fecha por complicaciones de salud ligadas al 9/11.

“Días, semanas y meses después del 9/11 el aire no era así (como hoy). Podías ver el aire, podías probar el aire, era agrio, era ahumado y era peligroso”, dijo Pataki.

El gobernador también anunció un plan de seguro médico para que los trabajadores reciban beneficios de salud bajo el sistema de compensación de trabajadores del estado sin tener que esperar el proceso de los reclamos. Así los trabajadores tendrán acceso médico de una manera más rápida.