Una nueva enmienda fue aprobada en la ley de migración que ahora se debate en los Estados Unidos. Se trata que un plazo no mayor a dos años en los principales aeropuertos del país se instalara un control de huellas digitales para mayor control de inmigrantes.

Este nuevo control es básicamente para tener un historial de las personas a donde se dirigen y tener un mayor control. Si la medida obtiene los resultados esperados el sistema se implementara en todos los aeropuertos y la frontera sur, con el nuevo sistema también podrían crear un nuevo sistema de visas para que las compañías puedan contratar con mayor facilidad personas del extranjero.

También se espera controlar a las personas que permanecen mayor tiempo que sus visas lo permiten lo cual representa un gran número de indocumentados. La totalidad de la ley de migración se espera que culmine este año.