La ley de migración es una necesidad muy grande que requiere los Estados Unidos para controlar la inmigración no legal que existe. Se calcula once millones de indocumentados que ahora residen y con la ley se espera ayudar a los que residen ahora y frenar los ingresos ilegales.

Para lograr la aprobación de la ley se necesita un apoyo bipartidista donde los demócratas tienen la iniciativa y esperan el apoyo de los republicanos para lograr consolidar el proyecto. Algunos republicanos no están de acuerdo con el proyecto demócrata y piensan en hacer su propia ley pero otros solo solicitan algunos cambios que los demócratas no desean realizar, por eso el debate y la demora en su aprobación.

Los demócratas están dispuestos a dar su apoyo siempre y cuando exista control total con la frontera con México para evitar más ingresos de inmigrantes ilegales. Se necesitan 60 votos para seguir adelante y los demócratas esperan conseguir.