El anuncio que las parejas del mismo sexo se pueden casar en todos los Estados Unidos ha causado furor entre sus simpatizantes.

Antes los matrimonios eran aceptados solo por ciertos Estados y por eso muchas parejas viajaban a esos Estados para poder contraer matrimonio pero el problema era que al llegar a sus estados de residencia, el papel no era aceptado y no podían tener las obligaciones y beneficios del matrimonio.

Un beneficio que pocos saben es que sin alguien de la pareja no tiene papeles para residir y se casa con un ciudadano estadounidense este puede optar por la naturalización como cualquier pareja heterosexual.

Este beneficio empezó hace aproximadamente 1 año y consiste en que las parejas homosexuales tienen el mismo derecho que las heterosexuales y si contraen matrimonio, puede solicitar la residencia para su pareja. Si la pareja reside fuera del país podrá realizar el tramite por medio de la embajada donde esta residiendo. Por eso si usted tiene su pareja pero esta puede ser deportada puede casarse para vivir una vida feliz en los estados Unidos.

Tiene preguntas? Llame para una consulta gratis con la Abogada de Inmigración.