El gobierno de México se muestra muy complacido por el avance de la Ley de migración y espera que este grandioso proyecto sea aprobado lo más rápido posible para el beneficio de todos los inmigrantes sin papeles donde la mayoría son mexicanos.

Al ser aceptado el proyecto de ley el gobierno de México manifiesta que eso es un proyecto muy serio y desea el mejor de los existo a los senadores en esta nueva ley. El gobierno mexicano ha mostrado su apoyo pero conociendo que no puede intervenir al ser esta ley, una política interna de los Estados Unidos. También dan fe del equilibrio que ahora existe en el senado lo cual beneficia mucho.

El presidente Barak Obama quien apoya esta ley espera que para este año la ley sea aprobada donde más de la mitad de los inmigrantes sin papeles son de origen mexicano.