La Crisis Frenó la Emigración Ecuatoriana - La crisis económica mundial está forzando a muchos ecuatorianos a volver a su país y a muchos otros a posponer o descartar la emigración como solución de vida, según un informe publicado por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

El informe explica que la caída en el número de ecuatorianos que abandonan el país se concentra especialmente en los flujos hacia Europa, y puede ser atribuida tanto a la necesidad de visados para entrar en la zona Schengen, como a la crisis financiera que comenzó en 2008.

La crisis ocasionó un desempleo masivo en España, el principal país de destino para los emigrantes ecuatorianos.

Según el estudio, en la primera década del siglo XXI, por cada emigrante que abandonaba el país, uno retornaba.

"Se espera que el número de retornados continuará creciendo como resultado de la crisis económica en los principales países de destino (España, Italia y Estados Unidos)", reza el texto.

La crisis económica en los países de destino también repercute en el propio Ecuador, dado que las remesas enviadas desde el exterior al país de origen han disminuido en los últimos años.

El estudio revela que mientras en el 2007 las remesas enviadas a Ecuador por nacionales emigrados llegaron $3 100 millones, en 2011 bajaron a $2 700 millones.

Los ecuatorianos comenzaron emigrando a Canadá, Estados Unidos y Venezuela en los setenta. En los años novena empezó la migración a Europa, especialmente a España e Italia.

Según el Gobierno español, el número de emigrantes ecuatorianos aumentó de 3 972 en 1998 a 480 mil en 2011. La emigración hacia Estados Unidos también creció considerablemente, dado que entre 2000 y 2010 la población ecuatoriana aumentó de 230 559 a 564 631 personas.