Luego de la aprobación de la ley de migración por parte del senado, se ha manifestado que esto no será el camino a la ciudadanía para los inmigrantes sin papeles. Los republicanos son los que más oposición tienen respecto al tema migratorio, por eso ahora están un debate ya que mucha oposición podría ser una barrera para sus próximas elecciones.

Los demócratas en la ley desean que los inmigrantes sin papeles de ahora, en un futuro sean ciudadanos y con eso ellos podrán generar más tributos. Los republicanos desean que se legalicen y puedan vivir en Estados unidos sin temor a una deportación pero la ciudadanía es mucho premio.

Se espera que esta ley sea aprobada en su totalidad en el año 2013, donde el presidente Obama está pendiente de cada detalle que pueda suceder. Cuando estaba en campaña el prometió que los Estados Unidos tendría una ley de migración que beneficiaria a todos.