La primera semana de junio el senado de los Estados Unidos se prepara para el estudio de la nueva ley de migración que si es aprobada, beneficiaría a más de once millones de inmigrantes sin papeles. La ley ya fue aceptada pero se espera su aprobación total.

En caso de que la ley sea aprobada los inmigrantes sin documentos, tendrán un estatus de legal provisional para que puedan trabajar o hacer cualquier actividad legal que antes no podían realizar y para obtener los papeles definitivos deberán cumplir ciertos requisitos básicos como no tener problemas con la justicia y cancelar los impuestos al estado.

Se presume que la ley pueda sufrir algunos cambios pero al final será aprobada ya que ambos partidos del senado, trabajaron juntos en la realización de la misma. Se espera que para este año 2013 la ley ya este en vigencia.