El debate de la ley de migración sigue su marcha y poco a poco se están discutiendo los puntos más importantes. Esta semana una enmienda republicana fue rechazada las cual se considera clave para el avance de la ley. Los republicanos mostraron su total desacuerdo y piensas que el debate abierto como proponían los demócratas no está siendo visible.

La enmienda que no fue aprobada trataba sobre el control de una parte de la frontera sur donde se registra mucho ingreso de inmigrantes sin documentos. Si la ley es aprobada se espera legalizar a cerca de once millones de indocumentados que ahora residen en Estados Unidos.

La unión bipartidista se considera vital para la aprobación de la ley por eso están trabajando juntos desde el año pasado y ahora se encuentran debatiendo. Se espera que hasta finales de este mes continúe el debate.