La ley de migración sigue su marcha con la promesa de frenar las deportaciones y legalizar a los indocumentados que ahora residen en Estados Unidos. Republicanos y empresarios se han reunido para debatir los temas que aun no tiene acuerdo.

El principal inconveniente es que los republicanos no desean que se otorgue la ciudadanía a los indocumentados actuales por considerar un premio que no merecen y por cada ciudadano el presupuesto del estado seguirá creciendo. Los empresarios desean conocer más las políticas de contratación para sin papeles y las multas que ellos puedan tener.

A diferencia de otras iniciativas esta ley tiene el apoyo de casi todos los sectores de la sociedad que ocasiones anteriores no recibían. Se espera que la ley esté finalizada y aprobada antes de fin de año pero todo depende de los republicanos en la cámara de representantes que son mayoría ya que los demócratas apoyaran la ley enviada por el senado. Para mas información puede llamar sin costo al teléfono: 1-888-266-4232