Con la reforma migratoria los Estados Unidos estima que los ingresos de personas de formal no legal se reducirá entre un 40% a 50% se estima. Adamas también las personas que ingresaron de forma legal y sus visas de permanecía caducaron tendrán un mayor control por las autoridades.

Esa reducción será notable debido a la mayor seguridad que existirá en las fronteras y de manera especial en la frontero con México. La reducción de la inmigración ilegal fue clave para la aprobación de la ley por parte del senado donde con una mayoría bipartidista lograron 68 votos, ahora la ley pasa a la cámara de representantes donde su futuro no está claro aún.

Actualmente son once millones de indocumentados que viven en Estados Unidos, en un plazo no mayor a 15 años y si cumplen los requisitos ellos podrán obtener la ciudadanía. El tema de la ciudadanía es lo que aun causa polémica para la ley, se espero pronto conocer el resultado y si la ley es aprobada cual sería su beneficio para los sin papeles.