La mayoría de los votantes registrados en California están de acuerdo en ofrecer a los indocumentados un camino para su legalización, aunque no quieren que reciban beneficios estatales, reveló hoy una encuesta.

Según el reporte del Instituto de Estudios Gubernamentales de la Universidad de California Berkeley y The Field Poll, el 67 % de los votantes encuestados apoyan la legalización de indocumentados residentes en el país si cumplen ciertos requisitos durante un período de tiempo.

Sin embargo, casi tres de cada cinco votantes no están de acuerdo en ofrecer a los indocumentados beneficios de los residentes legales.

El informe, elaborado por Mark DiCamillo y Mervin Field, muestra que el 56 % de los encuestados se opone a otorgar licencias de manejar a los indocumentados, el 61 % está en contra de proporcionarles descuentos en matrículas de universidades públicas y el 65 % rechaza que reciban beneficios financieros o de salud del gobierno.

Las opiniones también varían según la raza o el origen étnico, pues el 85 % de los latinos apoyan una vía de legalización, mientras solo el 44 % de chinos-americanos y el 43 % de vietnamitas-americanos la respaldan.

El 77 % de los coreanos-americanos y el 69 % de los afroamericanos apoyan la legalización para los indocumentados, lo mismo que tres de cada cinco blancos no hispanos.

De la misma forma, aunque seis de cada diez votantes latinos están de acuerdo en ofrecer licencias de conducir a los indocumentados, esa misma proporción de blancos no hispanos y afroamericanos se opone a otorgarlas.

Según la afiliación política, el 79 % de los demócratas y el 69 % de los independientes apoyan ofrecer una oportunidad de legalización a los indocumentados, opción que respalda solo el 47 % de los republicanos, según el reporte.

La encuesta fue realizada entre el 6 y el 18 septiembre mediante entrevistas telefónicas a cerca de 1.200 votantes registrados, y los resultados presentan un margen de error del 4,3 %.