Las deportaciones para jóvenes en Estados Unidos están detenidas hasta conocer el futuro de la ley migratoria. El programa denominado acción diferida da 2 años hasta que la ley sea aprobada.

No todos los jóvenes se podrán beneficiar de la acción diferida, solo lo podrán hacer aquellos que llegaron a Estados Unidos cuando eran menores de edad y ahora tienen la edad legal para hacer sus trámites. La mayoría de estos jóvenes siempre han vivido en Estados Unidos razón por la cual deportarlos a sus lugares de origen es llevarlos a un nuevo lugar.

La mayoría de los jóvenes que se benefician son de origen mexicano y latinoamericano aunque también se puede encontrar personas de origen europeo.