Obama Iniciará trabajo por una reforma migratoria: Miércoles 5 de mayo
  • EU y México se unirán para combatir a los cárteles del narcotráfico
  • El presidente estadounidense destaca que a ambos países los liga un futuro compartido
El presidente estadounidense Barack Obama celebró hoy el 5 de mayo con un repudio a la ley SB 1070 de Arizona, y un renovado compromiso de empezar a trabajar “este año” para lograr una reforma migratoria integral en Estados Unidos.

En un acto celebrado en el Jardín de las Rosas de la Casa Blanca, Obama aplaudió al presidente mexicano Felipe Calderón, y destacó los lazos comunes y la cooperación conjunta para confrontar a la violencia y los cárteles del narcotráfico que amenazan a ambos países.

“Son lazos que están representados en la confianza y el respeto que tengo por el presidente Calderón, conforme trabajamos juntos para crear oportunidades y prosperidad para nuestros pueblos y confrontar la violencia y los cárteles que amenazan a nuestros países”, apuntó.

Obama destacó que Estados Unidos y México no son sólo vecinos unidos por la geografía e historia, sino dos sociedades entrelazadas por millones de familias, amigos e intereses comunes y un futuro compartido.

Durante el festejo del 148 aniversario de la Batalla de Puebla contra la intervención francesa en México, Obama hizo también un recordatorio de la importancia de lograr la reforma migratoria integral. “Quiero empezar el trabajo este año”.

“La respuesta al sistema migratorio descompuesto es la reforma migratoria integral”, dijo Obama.

El discurso del presidente estadounidense generó fuertes aplausos de más de un centenar de asistentes, incluidos el secretario mexicano de Gobernación, Fernando Gómez Mont, y el embajador mexicano Arturo Sarukhan.

“Por supuesto que va a ser difícil, esa es la verdad, cualquier persona que diga que va a ser fácil, que puedo usar una varita mágica y lograrlo, no está prestando atención a la manera en que funciona este pueblo. Necesitamos apoyo bipartidista”, subrayó.

Pero el presidente estadounidense insistió en que la reforma migratoria “puede lograrse. Necesita hacerse”.

Obama aludió también a la recientemente aprobada ley de Arizona, que criminaliza a los indocumentados y recordó que ordenó al Departamento de Justicia revisar si contiene elementos contra la Constitución.

“No podemos singularizar a las personas de esa manera. No podemos dividir a la gente de esa manera”, señaló el presidente estadunidense.

El festejo del Cinco de Mayo incluyó un menú ligero de tamales, tacos, sopes miniatura, guacamole, churros y crepas de cajeta.