El Fraude Bancario en Puerto Rico - Alianzas para combatir los delitos bancarios - La industria privada ha jugado un papel clave en la detección y procesamiento de casos de fraude bancario por las autoridades federales en Puerto Rico. De hecho, la Asociación de Bancos de Puerto Rico cuenta con un grupo de prevención de fraude que ha colaborado con el Negociado Federal de Investigación (FBI), el Servicio Postal de Estados Unidos, entre otras agencias del Gobierno federal que combaten los delitos financieros.

“El mensaje nuestro es que los consumidores no tienen que tener temor porque las instituciones son bien reguladas. Los bancos son instituciones financieras depositarias que tienen unas reglamentaciones muy estrictas para proteger esos depósitos”, sostuvo el vicepresidente de la Asociación de Bancos, Arturo Carrión.

“Hemos contribuido a que estos esquemas se descubran y se investiguen. Hay que tener mucho cuidado al generalizar porque se pueden afectar personas que no tienen nada que ver con estos esquemas”, añadió Carrión, uno de los portavoces de la industria bancaria en Puerto Rico.

Por otro lado, la Asociación de Banqueros Hipotecarios de Puerto Rico, (MBA), lamentó los efectos que puedan tener los últimos escándalos reportados en la industria financiera y la confianza del consumidor. Asimismo, encomendó el trabajo realizado por las autoridades para hacer valer la ley. El grupo también estableció a finales del año pasado una alianza con la Comisión de Instituciones Financieras, entre otras agencias federales, para prevenir los casos de fraude. “La MBA se rige por un código de ética que impone a sus miembros una conducta rígida y de respeto a la ley, siempre teniendo en mente una especial consideración con todo ser humano que toca nuestras puertas en busca de ayuda y consejo financiero”, sostuvo el presidente de la MBA, José Antonio “Tony” Torres.

Por su parte, el economista Gustavo Vélez aseguró que en Puerto Rico se han registrado unos casos aislados que no hablan por toda la industria hipotecaria.

“No hay evidencia empírica que nos arroje o apunte a una epidemia de fraude hipotecario, aunque han habido unos casos muy aislados y sonados. En la industria hipotecaria se está trabajando dentro de unos parámetros de claridad y transparencia”, indicó.

Sostuvo, además, que los casos más sonados se han limitado a casas hipotecarias pequeñas y precisó que los bancos grandes están operando dentro de los parámetros regulatorios locales y federales.

A raíz de todo el colapso financiero, hay nuevas regulaciones impulsadas por la administración de Barack Obama, que son más estrictas para la industria hipotecaria.

Por otro lado, el comisionado de la Oficina de Instituciones Financieras, Alfredo Padilla, subrayó que los casos de fraude representan una cantidad ínfima del mercado hipotecario. “Nuestro mercado es de 500,000 hipotecas. Sigue siendo una porción mínima”, dijo