Marzo 2011 - La Cámara de Representantes ha dejado claro que liderarán iniciativas para que se implemente el uso obligatorio del programa E-Verify, el gobierno especificó ayer, que no está en condiciones de cumplir con esta disposición de inmediato.

El director de la Oficina de Inmigración y Ciudadanía (USCIS) Alejandro Mayorkas, quien aseguró que en el caso de que el Congreso lo hiciera obligatorio, estarían preparados para eso en un tiempo. "Claramente necesitaríamos un periodo para tener la capacidad de implementarlo. No podríamos concretar esto de inmediato. Actualmente estamos analizando cuánto tiempo requeriríamos, además de cuánto dinero", dijo.

E- Verify es una base de datos a la que se accede por Internet, usada de manera voluntaria por empresas para comprobar el estatus migratorio de los empleados. El gobierno, en cambio, lo aplica para todas sus contrataciones de personal. De acuerdo a datos de USCIS, el número total de empleadores registrados en E-Verify llega a 255,021 lo que representa 868,445 lugares de trabajo. Hasta ahora, durante el año fiscal 2011 se han generado cerca de 7 millones de consultas a través del sistema.

"No tenemos los recursos que se necesitarían para administrar E-Verify de manera obligatoria en el país, se tendría que realizar con fondos apropiados por el Capitolio", agregó.

No obstante, Mayorkas señaló que actualmente su agencia se encuentra en el proceso de evaluar estas dos variables. Al mismo tiempo, enfatizó que la postura de la Administración es que en el caso de tener un programa E-Verify obligatorio, debe ser dentro de una reforma migratoria y que el gobierno está enfocado en seguir mejorando el programa y "continuando su expansión".

En un reporte realizado en 2008, la Oficina de Responsabilidad Gubernamental, especificó que la implementación obligatoria del programa a nivel nacional requeriría cambios importantes para USCIS y la Administración de Seguro Social.

Para USCIS este esfuerzo tendría un costo de cerca de 765 millones de dólares en cuatro años, en caso de acomodar sólo a nuevos empleados, y de 838 millones, considerando el procesamiento de trabajadores nuevos y antiguos.

Mientras que para SSA, estimó que este esfuerzo implicaría un costo de 281 millones de dólares y aumentar su personal en 700 personas.

USCIS anunció el inicio de un nuevo servicio de auto registro para E-Verify, que permitirá a los trabajadores verificar su estatus. El esfuerzo ya se ha puesto en marcha en 6 estados y planea expandirse a nivel nacional en el 2012