Nueva York - El Departamento de Inmigración y Aduanas (ICE) ha estado trabajando a una velocidad vertiginosa para aplicar la iniciativa "Comunidades seguras". En las jurisdicciones participantes, las huellas de quienes son arrestados por cualquier delito se les registra electrónicamente en bases de datos de ICE. Luego ICE identifica a inmigrantes en prisiones que puedan ser deportados.

Se supone que el programa Comunidades Seguras se concentra en delincuentes "Nivel 1", o sea los que son acusados o condenados por delitos como homicidio y asalto sexual. Pero parece que la gran mayoría de los identificados a nivel nacional vienen de categorías más bajas. Se reporta que ICE tiene a 11.000 de "de nivel uno" bajo custodia, pero que también tiene a 20.000 de menor riesgo.

Más personas son arrestadas por delitos menores, esto explica ese conteo más alto, declara el ICE. Estas categorías de menor prioridad incluyen delitos de alteración del orden público e infracciones de tránsito.

En cambio, Comunidades Seguras parece como que está persiguiendo a individuos de mínimo riesgo en lugar de a los peligrosos que se supone debe atrapar. Esto plantea una disolución en familias y comunidades. Ellas cuentan con estas personas trabajadoras para el sustento del hogar, en lugar se ven arrestados por un delito menor y ni siquiera tienen su día en corte para defenderse.

Claramente, el público debe ser protegido de criminales peligrosos. Pero la fusión de la ley penal y la de inmigración tiene efectos nefastos. Ya sea porque provoca discriminación racial, como lo estamos viendo con SB1070 de Arizona, o que deteriore las relaciones entre la comunidad y la policía al delegarle poderes de autoridad de ICE.

Estos temas y sus consecuencias imploran un examen riguroso del programa Comunidades Seguras, que debe hacerse en consulta con todas las partes interesadas. En su lugar, la División del Estado de Nueva York de Servicios de Justicia Criminal firmó un acuerdo con ICE para participar en el programa Comunidades Seguras.

Esto es un error. Pero es uno que puede deshacerse. Instamos enérgicamente al gobernador David Paterson a que suspenda inmediatamente este acuerdo hasta que nuestro estado tenga la oportunidad de evaluar plenamente el programa de Comunidades Seguras