Los emigrados partidarios del Gobierno cubano piden el fin del bloqueo de EE.UU. Una reunión de cubanos residentes en el exterior afines a las políticas del Gobierno de La Habana terminó hoy con una declaración que pide el fin del embargo comercial y financiero de Estados Unidos y que la Unión Europea abandone la "posición común" hacia la isla.

El acta final del "Encuentro de Cubanos Residentes en el Exterior contra el Bloqueo, en Defensa de la Soberanía Nacional", demanda a Washington el "levantamiento inmediato e incondicional" del bloqueo que aplica a la isla desde 1962.

"Exigimos de Europa un tratamiento justo y no discriminatorio hacia nuestro país, que deje sin efecto la posición común y que propicie la normalización plena de las relaciones con Cuba", añade el documento.

Además, pide la liberación de cinco agentes cubanos condenados en Estados Unidos por espionaje.

En la clausura de la reunión, el presidente del Parlamento cubano, Ricardo Alarcón, insistió en que la liberación de los agentes es imprescindible para la normalización de las relaciones de Cuba y Estados Unidos.

Los ministros de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez, y Cultura, Abel Prieto, también asistieron a la clausura del encuentro que, según datos oficiales, reunió durante tres días a más de 450 cubanos de 47 países.

El Gobierno de La Habana ha organizado en los últimos lustros medio centenar de reuniones similares de emigrados afines a las posiciones oficiales, tanto en la isla como en el exterior, pero la oposición las califica de "farsas".

Cerca de 300.000 cubanos residentes en el exterior visitaron el país en 2009, según Rodríguez