Reanudarán Cuba y EU conversaciones migratorias el próximo 19 de febrero. Funcionarios de ambos países celebraron el 15 de julio una primera ronda de negociaciones, después de que las anteriores fueran interrumpidas por el gobierno del entonces presidente George W. Bush.

El ministro de Relaciones Exteriores cubano, Bruno Rodríguez, anunció hoy que Cuba y Estados Unidos reanudarán sus conversaciones sobre asuntos migratorios el próximo 19 de febrero en La Habana, retomando así una cita prevista inicialmente para finales del año pasado.

Funcionarios de ambos países celebraron el 15 de julio una primera ronda de negociaciones migratorias, después de que las anteriores fueran interrumpidas hace seis años por el gobierno del entonces presidente George W. Bush. La segunda ronda estaba planeada originalmente para diciembre, pero fue pospuesta por motivos de calendario, según fuentes estadounidenses.

En declaraciones a periodistas en La Habana, Rodríguez afirmó no obstante que Cuba todavía no ha recibido respuesta a una propuesta de agenda efectuada de cara a las negociaciones.

"Hemos presentado como parte de la agenda cubana al gobierno de los Estados Unidos la propuesta de negociar un nuevo acuerdo migratorio y sostener cooperación en el enfrentamiento al tráfico de personas. La agenda cubana no ha sido respondida", dijo el jefe de la diplomacia cubana.

Rodríguez inauguró el miércoles un encuentro de emigrantes cubanos, al que asisten más de 450 delegados de 42 países.

Preguntado por periodistas, no quiso decir si Cuba planea alguna modificación en sus regulaciones migratorias, como la eliminación del permiso de salida que deben solicitar los cubanos para abandonar la isla. Dicha autorización se consigue tras un proceso burocrático que puede prolongarse meses y que incluye el pago de tasas muy superiores al salario medio del país.

"Las regulaciones migratorias, como todas, están en constante estudio y perfeccionamiento", dijo Rodríguez, quien aseguró no obstante que "más del 99 por ciento de los cubanos que deseen viajar o emigrar pueden hacerlo libremente" y que eso "se contrapone al hecho de que los norteamericanos, por ejemplo, tienen prohibido viajar a Cuba".

Rodríguez indicó además que "los emigrantes cubanos tienen las facilidades usuales" que otros países conceden a sus ciudadanos y dijo que "la inmensa mayoría de los que lo deseen tienen el pasaporte habilitado para entrar y salir del país cuando deseen".

Cuba no emite cifras oficiales acerca de cuántos cubanos han trasladado su residencia al exterior desde el triunfo de la revolución liderada por Fidel Castro hace más de medio siglo. Según diversas fuentes, en el exterior viven casi dos millones de cubanos, de ellos el 80 por ciento en Estados Unidos.

Buena parte de estos están asentados en Florida, que constituye también el principal bastión de los exiliados por oposición al gobierno socialista cubano. No obstante, Rodríguez se mostró convencido que la mayoría de emigrados está "abrumadoramente" en contra de la política estadounidense contra Cuba y apoya el fin "inmediato e incondicional" del embargo contra la isla.

En abril pasado, a los pocos meses de tomar posesión, el presidente Barack Obama hizo un gesto de acercamiento a Cuba al levantar las restricciones a los viajes a la isla y al envío de dinero de cubanos residentes en Estados Unidos, impuestas cinco años antes por el gobierno de su predecesor.

No obstante, Rodríguez consideró que "Obama, en honor a la verdad, lo único que ha hecho ha sido desmontar las más brutales medidas que adoptó Bush dividiendo a la familia cubana e impidiendo la comunicación entre los emigrados y sus familiares en Cuba".

Después del discurso del miércoles en el que Obama hizo referencia a la situación de la economía y a temas de política exterior, Rodríguez estimó que el presidente estadounidense "se encuentra en el grave problema de cómo reconciliar su discurso con los hechos de la realidad, cómo hacer coincidir sus palabras con acciones prácticas, con su conducta práctica".

El "Encuentro de Cubanos Residentes en el Exterior contra el Bloqueo, en Defensa de la Soberanía Nacional" será clausurado mañana viernes por el presidente del Parlamento cubano, Ricardo Alarcón. El gobierno cubano celebró por última vez en 2008 una reunión similar.