Una ley de inmigración que afecta principalmente a los indocumentados que viven y trabajan en Estados Unidos, será aplicada desde el 1 de julio en dicho país. Al respecto, los grupos de derechos humanos de 11 países, más la Liga Anti Difamación, señalaron ayer que la noche del miércoles presentaron una serie de escritos pidiendo al juez federal el bloqueo de la entrada en vigor de la ley de Georgia HB 87 y que la declare inconstitucional por ser anti federal, informó el 16 de junio el medio Business Week

Esta ley permite verificar el estado migratorio de una persona y ser entregada a las autoridades en caso de ser indocumentada. Además, sancionará a quienes alberguen inmigrantes o a quienes presenten documentos falsos.

El gobernador de Georgia, Nathan Deal, señaló ayer que hablar de la entrada en vigor de la ley HB 87 “es un paso responsable hacia adelante”, informó Business Week.

Por su parte, La Liga Anti Difamación agregó que esta ley permitirá un crecimiento en los delitos por crímenes de odio y violencia.

Las organizaciones que presentaron la demanda son de: Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Perú.