Negocios - La palabra "venta al por menor" abarca diferentes tipos de tiendas y las maneras de vender artículos; aquí trataremos de explicar esa gama. Hemos comparado nuevas empresas de venta al por menor en tres áreas distintas: una tienda física, un quiosco y una tienda en línea.

La Tienda Física - El primer paso es definir qué grupo de consumidores tienes como objetivo, determinar dónde compran ese producto que estás interesado en vender y cómo quieren interactuar con el producto, coinciden varios expertos. Por ejemplo, si tienes un producto cuya venta depende del tráfico peatonal del cliente, esa es la única forma en que el cliente llega al producto, y hay una necesidad para el servicio al cliente, lo más recomendable es una tienda física. Algunas categorías de producto se prestan al ambiente de venta al por menor en tiendas físicas, particularmente bien. Las personas quieren mirar, tocar y probar ropa; quieren ver y oler un artículo de comida.

Los Carritos - Los carros se encuentran a menudo en los pasillos de centros comerciales, tanto como en un carnaval, los eventos deportivos e incluso vestíbulos de edificios de oficinas. Venden todo, desde velas y cosméticos hasta joyas y anexos de teléfono celular. Una empresa de quiosco se puede poner en marcha por mucho menos que una tienda, y los términos de arrendamiento son en general más breves. Los productos que funcionan bien en un ambiente de quiosco cuidan estar un poco más a la última moda y cosas curiosas.

Las Ventas en Línea Directa - Mientras un quiosco brinda la interacción frente a frente con clientes, una tienda comercial en línea es ideal para los empresarios que se entienden y confían más en la parte tecnológica de las cosas. Los expertos notan que una tienda en línea trabaja bien para vender productos con los que los clientes ya están familiarizados, como equipo de música, computadoras, cámaras ; artículos que no necesariamente tienen que tocar para saber lo que están consiguiendo. Aun así, existen tiendas de toda clase en línea el punto es encontrar tu audiencia en la red.

Una tienda en línea puede ser económica o costar miles para un sitio web profesional. Un beneficio para empezar en línea directa es que se puede hacer a tiempo parcial y a cualquier hora del día o noche. ¿La baja? Puede ser difícil difundir la palabra sobre tu sitio.