Accidentes Laredo

Mueren miles de jóvenes por textear al conducir. Cada año cerca de seis mil adolescentes mueren en accidentes carreteros en Estados Unidos y una de las causas principales es la distracción por enviar y recibir mensajes de texto al conducir.

Los accidentes de tráfico son la principal causa de muerte entre los jóvenes y representan más del 50% de los decesos.

La situación es tan grave que el número de muertes por año equivale a estrellar un jet lleno de adolescentes cada semana durante un año completo.

En Laredo, el Distrito Escolar Independiente creó desde el 2007 un programa especial para educar y alertar a la juventud sobre los peligros al conducir y sobre las formas de reducir los riesgos de accidentes.

Ana Laura Salinas, consejera en el programa “Teens in the Driver Seat”, dijo que el objetivo es prevenir accidentes y salvar vidas de jóvenes a través de la educación que les proporcionan otros jóvenes.

“Formamos un grupo de adolescentes líderes de la Escuela Vidal M. Treviño y ellos se encargan de realizar presentaciones en primarias, secundarias y preparatorias, para alertar sobre las causas de los accidentes al conducir”, indicó.

Benito Mendiola, otro de los consejeros encargados del grupo, dijo que en Texas este programa comenzó en el 2002 y en Laredo se incorporó en el 2007 y en cinco años se han ganado importantes reconocimientos y premios por el éxito obtenido.

Inclusive, dos estudiantes locales, Amanda Castañeda y Tony Bondoc, fueron seleccionados como embajadores del programa a nivel estatal.

“Aquí el enfoque es prevenir accidentes donde los jóvenes resulten heridos o muertos y la mejor forma de hacerlo es a través de la educación”, indicó.

Uno de los eventos principales que se realizan en Laredo para alertar a los jóvenes sobre los riesgos de conducir es la carrera anual en honor a Mercurio Martínez IV, un adolescente que falleció en un percance de tráfico y cuya muerte ha inspirado un evento apoyado por su familia para tratar de prevenir que otros jóvenes pasen por esta triste experiencia.

Refirió que los adolescentes son 10 veces más susceptibles de morir en un accidente que aquellos con experiencia y más del 60% de las muertes de pasajeros jóvenes ocurren mientras otro adolescente maneja.

Las estadísticas señalan que por cada adolescente que muere en un accidente vial, hay cerca de 100 lesionados y cada 15 minutos un joven pasa a ser parte de las estadísticas de los accidentes mortales.

“También es importante señalar que estos accidentes le cuestan al país unos 41 billones de dólares cada año mientras en Texas el costo anual es de 3.5 billones”, indicó.

LAS CAUSAS - Sobre las causas de los accidentes, mencionaron que las distracciones son de las principales y entre estas el uso del celular, el enviar o recibir mensajes de texto, escuchar música y platicar al conducir son las más comunes.

Aparte, conducir de noche junto con el exceso de velocidad, hacerlo bajo los efectos del alcohol, ir a exceso de velocidad y no utilizar el cinturón de seguridad.

Gracias al programa “Teens in the Driver Seat”, se ha logrado reducir en un 30% el uso del teléfono celular en las escuelas que participan en Texas mientras que el uso del cinturón al conducir ya subió en un 10%.

Actualmente hay unas 110 escuelas en Texas que participan en este programa especial que se ha convertido en el mejor aliado para salvar vidas de jóvenes.