Inmigrantes Guatemaltecos en Arizona - El presidente de Guatemala, Álvaro Colom, se unió así al rechazo que ya han expresado organizaciones que defienden los derechos de los inmigrantes guatemaltecos radicados en ese país.

La norma, promulgada el pasado viernes por la gobernadora del estado, Jan Brewer, convierte en delito la inmigración ilegal en ese estado fronterizo con México y permite que la policía detenga a personas si hay "sospecha razonable" de que no tienen documentos.

"Nosotros somos respetuosos de la ley, pero esta ley de Arizona contradice la política de Obama sobre una revisión integral al tema migratorio", enfatizó el jefe de Estado guatemalteco en una rueda de prensa.

El mandatario centroamericano reiteró que su país apoya una reforma migratoria integral que beneficie a los miles de indocumentados que viven en Estados Unidos.

Colom se unió así al rechazo que ya han expresado organizaciones que defienden los derechos de los inmigrantes guatemaltecos radicados en ese país.

La Mesa Nacional para la Migraciones de Guatemala, expresó el pasado fin de semana su "rechazo total a la ley SB1070" que tipifica como delito la condición irregular de la población inmigrante.

La organización hizo un llamado a toda la sociedad civil para solidarizarse con los inmigrantes y demandar el respeto a su dignidad y sus derechos.

En EE.UU. viven 1,7 millones de guatemaltecos, el 60 por ciento de ellos en condición de indocumentados, y cada año unos 50.000, la mayoría de ellos sin documentos, tratan de ingresas al país norteamericano, según fuentes oficiales.

Durante lo que va del 2010 han sido deportados de Estados Unidos unos 7.433 guatemaltecos. En 2009 fueron repatriados 27.222, de acuerdo con las estadísticas de la Dirección General de Migración