El Procedimiento de Citacion

El procedimiento de citación es, de hecho, parte de la demanda original y toma lugar sólo una vez que el juicio ha sido ingresado al caso. Si usted recibe documentos de citación usted tiene que acudir a la corte para responder las preguntas de su acreedor acerca de sus posesiones.

Usted quizá tenga que llevar algunos papeles consigo tales como devoluciones de impuestos, registros de cheques y resguardos de pago. Si usted falla constantemente en presentarse para el procedimiento de citación, la corte emitirá una orden de aprehensión la cual ordena al sheriff que lo arreste y lo lleve a la corte. Así que vaya al procedimiento de citación o llame al abogado del acreedor para obtener una fecha diferente si lo es imposible asistir.

Cuando usted asiste a la corte para un procedimiento de citación, se reunirá con el abogado del acreedor quien revisará todos los documentos que usted ha llevado y le preguntará una serie de preguntas para averiguar el ingreso y propiedades que posee.

Si resulta que usted no tiene el ingreso o las propiedades que el acreedor pueda tomar, su acreedor no podrá recaudar nada de usted. Usted es lo que se llama “a prueba de recaudación”, y el juicio es un inútil pedazo de papel. Recuerde, usted no puede ir a la cárcel sólo porque adeuda dinero por una cuenta o porque no puede pagar un juicio. Los Estados Unidos prohibió la “prisión del deudor” hace unos 200 años.

A veces, el abogado de un acreedor intentará convencerlo de hacer pagos de un juicio aún cuando usted no tiene que hacerlo. ¡Tenga cuidado! No hay razones suficientes para ingresar a un acuerdo así. Si usted firma un acuerdo se vuelve orden de la corte (una “orden pactada”). Si más tarde se rehúsa a pagar de acuerdo con la orden pactada, usted puede ser detenido por desacato a la corte.