Abogado Bienes Raices

Abogado Bienes RaicesEn algunos estados se requiere que tenga un abogado para completar una transacción de compra de bienes raíces, pero en otros no.

La mayoría de los compradores de vivienda son capaces de manejar contratos de compra rutinarios, siempre que se aseguren de leer la letra minúscula del detalle y comprenda todos los términos del contrato. Sobretodo le deben quedar muy claras las cláusulas de contingencia en caso de salirse del contrato.

Si tiene cualquier duda, sería aconsejable consultar a un abogado para evitar cualquier problema jurídico. Al buscar un abogado pídales recomendaciones a sus amigos o a su corredor de propiedades.

Llame a varios para indagar sobre honorarios y obtener datos de experiencia. En general, los abogados de mayor experiencia cobran más, pero las tarifas para bienes raíces son relativamente mínimas en relación al costo de la propiedad que Ud. comprará.

Abogados de Bienes Raíces
Se Requiere Asesoramiento

Ya sea que se quiera invertir en tierras para iniciar un emprendimiento, o comprar una casa para uso propio o para rentar, no son operaciones por lo general, que se hagan todos los días. Es importante contactar a un abogado en bienes raíces a fin que pueda darnos consejos valiosos sobre situaciones que no estamos en condiciones de ver.

Abogado Comprar Una CasaPara todos los casos es conveniente que el abogado sea de la región o estado en que se piense invertir, ya que las disposiciones particulares de cada uno de ellos pueden diferir en muchos aspectos.

Cierre Bienes Raíces Residenciales
Además de proporcionar representación durante el cierre, se prepara y negocia contratos, revisar los documentos de la transacción, comunicar con el abogado de la otra parte y ayudar a resolver los problemas en el cierre.

Transaccion Bienes Raíces Comerciales
Los arrendamientos comerciales pueden implicar considerables cantidades de dinero, términos largos y obligaciones mayores.

Representación tanto de arrendadores como de arrendatarios, y asesorar y ayudar en la negociación de importantes términos del arrendamiento como el depósito de seguridad (fianza), mejoras a la propiedad, subarrendamiento y cesión, renovaciones de arrendamiento y asignación de impuestos, seguro y costos de mantenimiento.