Entendiendo porque se quedan las victimas

  • Las víctimas temen ser golpeadas mas intensamente si tratan de dejar la relación; los agresores amenazan con matar o lastimar a la víctima y su familia.
  • La víctima depende del agresor para comida, vivienda, seguridad económica, estado de inmigración, u otras necesidades.
  • Las víctimas creen que no tienen a alguien con quien hablar, que las entiendan o crean.
  • Las víctimas creen que los hijos necesitan a dos padres y no los quieren criar solas.
  • La víctima desea que la familia permanezca unida y quiere cumplir con el deber religioso de seguir con su cónyuge.
  • La víctima cree que sola no puede cuidar de si o de sus hijos.
  • La víctima quiere ser fiel a la relación y apoyar a su pareja.
  • La víctima cree las promesas del agresor que va a cambiar o buscar ayuda.
  • El agresor ha dicho que se suicidará si la víctima lo deja.
  • La víctima cree que nadie más la querrá.
  • La víctima razona que las cosas podrían ser peor con otra persona.
  • La victima se avergüenza de su situación y cree que otros pensarán mal de ella.
  • La víctima cree que otros opinarán que es de baja clase o estúpida por estar en una relación abusiva.
  • Cree que tienen que estar en una relación para ser una persona completa.
  • Teme ser deportada.
  • Teme que se revele su orientación sexual.
  • Cree que es su deber hacer funcionar la relación.


Las víctimas, como promedio dejan a sus agresores de cinco a siete veces antes que puedan salirse para siempre. La víctima está en más peligro cuando decide irse. Solo la víctima puede decidir que es lo mejore para si misma y sus hijos.

Es importante tener en cuenta que ellos son los que mejor conocen su relación. Nunca se le debe decir a una victima “Déjalo.” La víctima debe preparar un plan de seguridad. Ella sabrá cual es el mejor momento de salirse de la relación.