Escondido California San Diego - Una coalición de agrupaciones jurídicas presentó ayer una demanda contra la ciudad de Escondido California ante una corte federal en San Diego para impedir que la ley que prohíbe alquilar vivienda a indocumentados entre en vigor el próximo 18 de noviembre.

Una ley similar quedó en suspenso en la ciudad de Hazleton, Pennsylvania.

Mientras que agrupaciones como la Unión de Libertades Civiles de Estados Unidos (ACLU) entablaban la demanda, en Escondido nuevamente volvieron a caldearse los ánimos cuando integrantes del grupo Minuteman se manifestaron en apoyo de la ordenanza e impidieron hablar a líderes hispanos.

La ordenanza aprobada por una mayoría de tres votos contra dos en el Concejo de Gobierno de la ciudad de Escondido exige que los dueños de casas y apartamentos verifiquen la condición migratoria de sus inquilinos.

La ordenanza prohíbe a los dueños de casas y apartamentos alquilar a personas indocumentadas, so pena de multa de 1,000 dólares o cárcel por hasta seis meses por cada violación.

El 40% de los residentes de Escondido es hispano y el 80% de las personas que alquilan vivienda en la ciudad nació en el extranjero, según un estudio hecho por la Universidad Estatal de California en San Marcos.