Reparación de Vehículos

Reparación de Vehículos - La reparación de vehículos incluye inspección, mantenimiento y reparación de los mismos. Las reparaciones pueden requerir análisis computadorizados, cambios de fluidos, cambios de repuestos o arreglos mecánicos más complicados, los que exponen a los trabajadores a potenciales peligros de incendio o explosión, sustancias químicas, posturas incómodas o incertidumbre sobre la seguridad de herramientas y maquinarias.

Adquiera el entrenamiento necesario para usar herramientas y equipos de manera segura. Instrúyase con los datos de seguridad de materiales relacionadas con sustancias químicas que use. Sepa dónde están las salidas y los equipos de emergencia. Aprenda a usar extintores de incendios. Las estaciones de lavado de ojos y las mangueras de emergencia deben estar disponibles para usarse en todo momento.

Utilice la ropa y los equipos de protección personal adecuados. Overoles con manga larga protegerán su piel. Utilice guantes al trabajar con sustancias químicas. Use zapatos fuertes y cómodos con suelas antideslizantes. No utilice ropa suelta ni bisutería. Sujétese el cabello. Las gafas protectoras para la vista lo protegerán contra el polvo y salpicaduras de líquidos. Utilice protección para los oídos al usar herramientas neumáticas o para ambientes ruidosos. Mascarillas para la respiración evitarán que inhale polvos y vapores.

Existen muchos peligros mecánicos en el taller. Tenga precaución con gatos y plantas de engrase. Conozca la capacidad máxima, peso y ubicación del centro de gravedad del automóvil. Antes de usar el gato, examínelo para verificar que el automóvil esté debidamente soportado. Utilice soportes para evitar una caída del auto. Al usar una planta de engrase, conozca los puntos exactos de contacto con el auto para asegurar que quede estable. Regularmente revise y dé mantenimiento a los gatos y las plantas de engrase.

Otros peligros incluyen partes en movimiento en los motores, como correas, poleas y ventiladores. Conozca la ubicación de éstas partes y aleje sus manos de ellas. No meta las manos en el compartimiento del motor mientras otra persona esté cerca del interruptor de ignición o ponga el motor en marcha. Resguárdese contra partes giratorias que pueden golpear sus manos, enredarse en sus mangas y tirarle del brazo causando graves lesiones. Inhabilite las bolsas de aire antes de comenzar su trabajo.

Prevenga quemaduras al estar cerca de motores y escapes calientes. Los líquidos calientes pueden quemarle la piel; deje enfriar el motor antes de trabajar con partes o líquidos calientes. No destape el radiador si está caliente. Evite incendios en el taller. No fume cerca del combustible. No provoque chispas cerca de las baterías, ya que pueden desprender gas hidrógeno explosivo. Sea cuidadoso al trabajar con tuberías de combustible. Limpie la presión de la tubería y con un paño absorba las gotas de combustible. Recolecte los paños inflamables en recipientes contra fuego con tapas de cerrado automático.

Arreglar automóviles requiere largos jornadas de trabajo, por eso trabaje a un ritmo moderado para evitar el agotamiento. Al trabajar dentro del vehículo, meter las manos en un compartimiento de motor o manipular una parte eléctrica; puede adquirir posturas incómodas que le causen contracturas. Emplee las herramientas apropiadas que le ayuden a efectuar sus tareas cómodamente y de manera segura. Ciertas partes pesadas de los vehículos deben levantarse con métodos apropiados para evitar lesiones.