Abogados en Tennessee

Abogados en Tennessee Junio 2011 - El gobernador del estado de Tennessee, Bill Haslam, firmó una norma que obliga a las empresas a usar el sistema federal E-Verify para comprobar que sus trabajadores están en el país legalmente y tres leyes con las que se busca castigar severamente el tráfico de personas.

La primera norma, que entrará en vigor el 1 de enero de 2012, exonera del uso del programa E-Verify a empresas con cinco o menos empleados y permite que estos solo mantengan copia de la licencia de conducir de la persona como prueba de identidad.

Según la legislación, las penalidades a las empresas por violar la disposición incluyen multas de hasta dos mil 500 dólares por cada empleado no autorizado para trabajar.

Los partidarios de la medida argumentaron a periodistas que era necesario pasar algún tipo de ley para frenar la inmigración ilegal, mientras que los opositores advierten que añadirá un costo adicional de tiempo y dinero a las empresas.

Por otro lado, tras la ratificación de tres leyes por parte del gobernador republicano Bill Haslam, se castigará severamente a los traficantes de personas, que generalmente utilizan a inmigrantes hispanas para convertirlas en trabajadoras sexuales, y se establece como "delito grave" en Tennessee la promoción de la prostitución entre menores o personas con algún tipo de retraso mental.

"Estas nuevas leyes enviarán un mensaje claro que somos serios a la hora de perseguir el tráfico de personas en Tennessee", declaró los medios el representante Jim Coley, promotor de las leyes.

La legislación permite a la autoridades decomisar propiedades de los sujetos involucrados en ese crimen e implica penas de cárcel que dependerán de la severidad de los cargos y la decisión del juez.